Sin categoría

Estudiantes de Conalep crean mochila solar con materiales reciclados

La idea fue motivada por la necesidad de contar con un lugar para cargar su celular, aun cuando van caminando; gastaron 200 pesos en equiparla

Un grupo de estudiantes del Conalep II de Ciudad Juárez, Chihuahua crearon una ‘mochila solar’ capaz de suministrar energía suficiente para poner a cargar un teléfono móvil y lo más interesante es que el producto final fue logrado con materiales reciclados y con la captación de luz del Sol.

Invirtieron entre 150 y 200 pesos para su fabricación.

Como parte de una feria de innovación, los estudiantes del Conalep presentaron sus ideas para a futuro desarrollar un modelo de negocios que pudieran emprender en el futuro, por lo que los participantes pusieron su creatividad a prueba.

Dos de los integrantes del equipo que creó la mochila, Mauro Antonio Alvarado y José Sánchez, aseguraron que buscarán la forma de mejorar su producto, para tal vez en un futuro, poder producirla y venderla a un nivel más alto.

Según detalla El Diario, los estudiantes consideran que antes, deben hacer algunas pruebas y modificaciones, hasta lograr que ‘la mochila solar’ pueda ser utilizada durante la noche y en días nublados.

Tratamos de llevar una innovación en el ámbito escolar y también puede funcionar para el laboral. Con este cargador puedes evitar que tu celular se apague; es frustrante cuando se te apaga el teléfono y estás en una emergencia”, explicó uno de los integrantes del equipo.

El costo de fabricación se encuentra estimado entre los 150 y los 200 pesos, aunque varios de los materiales son reciclados, ya que aseguran que también es importante aprovechar los recursos disponibles.

Durante la exposición de sus creaciones, los más de 300 estudiantes del plantel tuvieron la oportunidad de mostrar a otros sus ideas, pero también, tuvieron cabida para comenzar a hacer negocios.

Por su parte, Alba González, directora del Conalep II, explicó que este tipo de dinámicas permiten que las nuevas generaciones se preparen para salir a competir con sus propias empresas y proyectos.

Así como consideró que es un incentivo para motivar a su interés por crear y descubrir, aplicando los conocimientos que adquieren en los talleres que les imparten en la escuela.

EXCÉLSIOR