Economía

Dólar vuelve a rebasar los 21 pesos, por efecto Trump

La moneda mexicana continúa debilitándose tras el triunfo del republicano Donald Trump en las presidenciales de Estados Unidos, principal socio comercial de México, con una depreciación de 0.48 por ciento que lo llevó a 21.05 unidades por dólar, según el banco privado Citibanamex.

El miércoles, el peso se había cotizado en 20.95, pero desde la elección de Trump la moneda ya había rebasado a las 21 unidades por billete verde.

En el mercado interbancario, la divisa mexicana también perdió terreno este jueves al cerrar en 20.75 pesos por dólar frente a los 20.65 de la jornada anterior.

“Sin duda el efecto Trump ya está teniendo consecuencias sobre el tipo de cambio, dada la incertidumbre sobre el impacto de las medidas que pueda tomar el gobierno de Trump sobre las relaciones comerciales”, indicó a la AFP Marcelo Delajara, director de Crecimiento Económico y Mercado Laboral del Centro de Estudios Espinosa Yglesias.

Sin embargo, el experto dijo que esta depreciación también podría deberse a la expectativa de que el banco central estadunidense (Reserva Federal, Fed) subirá próximamente sus tasas de interés.

“Ahora que el gobierno de Barack Obama va de salida, si había algo que impedía, que políticamente la Fed no quería mover tasas, pues ahora no tiene ese impedimento”, explicó, al señalar que cuando eso suceda, los flujos de capitales y las posiciones en el mercado afectarán al peso.

Varios miembros de la Fed consideraron en su última reunión de política monetaria, justo antes de la elección presidencial, que en diciembre debería decidirse un alza de las tasas de interés, según un informe publicado el miércoles.

El banco central de México revisó a la baja su previsión de crecimiento para lo que resta de 2016 (entre 1.8% y 2.3%) y para 2017 (entre 1.5% y 2.5%), citando -entre otras cosas- el riesgo de obstáculos para el comercio exterior y la inversión extranjera tras la elección de Trump.

El controvertido magnate, que ha esgrimido la promesa del proteccionismo como estrategia económica, hizo cimbrar fuertemente la moneda mexicana tras su elección, propinando al peso una devaluación de cerca de 14 por ciento entre el 8 de noviembre (la jornada electoral) y el 11 de noviembre.

Desde entonces, el valor del peso ha ido fluctuado entre alzas y bajas.

El 80 por ciento de las exportaciones mexicanas tienen como destino su vecino del norte, con el que alcanzó un comercio bilateral de 531 mil millones de dólares en 2015.

 

La Jornada