Nacional

Liberan a dos mujeres y un hombre trans detenidos y torturados por elementos de la Marina

Los tres fueron detenidos en dos puntos de Tabasco, y después trasladados a Veracruz, donde se inició un juicio en su contra por delincuencia organizada.

Denise, Korina y Charly fueron detenidos ilegalmente y torturados sexualmente por elementos de la Marina. Los hechos ocurrieron el 27 de agosto del 2011 en Tabasco.

A Denise y Korina las detuvieron cuando dormían en su departamento. Militares armados y con el rostro cubierto, derribaron la puerta e ingresaron para detenerlas y golpearlas.
Cuando Korina preguntó qué pasaba no hubo respuesta; escuchó que entre los marinos decían “déjenlas, nos equivocamos”, a lo que uno de ellos respondió “no podemos, porque ya están muy golpeadas”.

Durante su detención y traslado, las mujeres fueron víctimas de distintos abusos por parte de los marinos: desde choques eléctricos, hasta asfixia, golpes, simulaciones de ahogamiento y agresiones sexuales, que se incrementaron cuando los militares se percataron de que eran pareja, llamándolas “tortilleras”.

Ambas fueron presionadas para firmar documentos en blanco y, posteriormente, videograbadas frente a una mesa con armas y paquetes que parecían droga. El video fue difundido días después por diversos medios de comunicación.

En otro punto de Tabasco, Charly, un hombre transexual que se encontraba de vacaciones, también fue detenido el 27 de agosto, de camino al hotel donde pretendía hospedarse.

En el camino se encontró con elementos de la Marina, quienes le preguntaron a dónde iba, la jalaron del cabello y lo subieron a una camioneta, donde fue golpeado, torturado sexualmente, sometido a semi-asfixia, golpeado y objeto de toques eléctricos y amenazas.

Las tres personas fueron enviadas a Veracruz y retenidas por más de 30 horas en un cuartel de la Marina en ese estado, donde las revisó una mujer médico de la institución, que no certificó sus lesiones y las insultó cuando denunciaron actos tortura; además, fueron amenazadas para obtener una declaración autoinculpatoria.

El 29 de agosto fueron puestos a disposición de la PGR en Boca del Río, Veracruz, donde se integró la averiguación previa AP/PGR/VER/VER/IV/466/2011, en contra de 14 personas, entre las que se encontraban Denise, Korina y Charly.

El 31 de agosto, el Ministerio Público Federal consignó la averiguación previa por la comisión de delitos relacionados con delincuencia organizada. Desde entonces, estuvieron presas: primero, en el Centro de Reinserción Social de Mexicali, Baja California y posteriormente trasladadas al CEFERESO 16 en Morelos, donde estuvieron hasta este jueves 17 de noviembre de 2016.

Tortura contra mujeres en México

El caso de Denise, Korina y Charly fue documentado –junto con otros– en el informe Sobrevivir a la muerte. Tortura de mujeres por policías y fuerzas armadas en México, elaborado por la organización defensora de los derechos humanos, Amnistía Internacional.

En el informe se concluye que las prácticas de tortura como descargas eléctricas en los genitales, la semiasfixia, el manoseo de los pechos, golpes y la violación contra mujeres “son una práctica habitual” en el país. De 100 mujeres entrevistadas, todas dijeron haber recibido violencia verbal, física y/o sexual.

En cuanto a quiénes cometieron los abusos, según las mujeres que entrevistó la organización, los principales agresores fueron policías federales, estatales y locales; el Ejército y la Marina.

Por otra parte, el informe evidencia que el número de cargos formulados por tortura en México es “alarmantemente bajo”. De 2010 a 2015, a pesar de que la PGR recibió más de 2 mil denuncias penales por tortura y de que las comisiones estatales de derechos humanos recibieron más de 12 mil quejas por tortura a manos de funcionarios públicos como policías y soldados, sólo cuatro marinos han sido suspendidos, acusados de abuso sexual.

Ninguno de los responsables de estos hechos ha recibido castigo por abusos o violaciones sexuales.

Animal Político