Mundo

Funcionaria llama a Michelle Obama “mono en tacones”… no fue racismo, dice

No es que Donald Trump los haya creado, sino que parece que estaban guardados y, una vez alborotado el avispero, ahora salen por doquier.

Las denuncias de racismo continúan en los Estados Unidos y esta vez colocan a nada menos que la todavía primera dama de los Estados Unidos, Michelle Obama, como víctima de lamentables comentarios, esto por parte de una funcionarias de alto rango en el estado de Virginia.

Y no crean que los ataques fueron hechos bajita la mano o a escondidas… para nada: la directora de la Corporación para el Desarrollo del Condado de Clay, Pamela Ramsey Taylor, hizo público en Facebook el motivo de su alegría, ahora que Donald Trump y compañía arribarán a la Casa Blanca… Según la refinada dama, será “refrescante” tener (ahora sí) una primera dama “con clase, bella y digna”.

Melania Trump defendió a Donald Trump de sus comentarios mesóginos

¿Qué, Michelle Obama no lo era?  Bueno, al parecer no para la señora ésta: “estoy cansada de ver a un mono en tacones”, exclamó la elegante señora.

pamela-ramsey-taylor-obama

Por si lo anterior no fuera de lamentar, la alcaldesa del condado, Beverly Whaling, también le entró al “cotorreo” que se cargaba doña Pamela… claro, el post fue borrado, pero antes la señora Beverly tuvo la oportunidad de celebrar lo escrito por su comadre: “Me hiciste el día, Pam”.

Claro que los comentarios fueron tachados de racistas y viles, además de ser motivo para que, en las redes sociales se pida la renuncia de Pamela Ramsey (de hecho, ayer se dio)… sin embargo, ambas distinguidas damas alegan que sus dichos no tenían la intención de ser racistas.

“Mi comentario no pretendía ser racista en absoluto. Me refería a mi día inició con el cambio en la Casa Blanca “… comentó la alcaldesa Whaling para The Washington Post. “¡Realmente siento cualquier agravio que esto pudiera  haber causado!, ¡los que me conocen saben que no soy racista de ninguna manera!, ¡una vez más, me gustaría pedir disculpas por esto que se me salió de las manos!”

Por su parte, la autora del post, Pamela Ramsey, se disculpó a través de su cuenta en Facebook… pero ya no se puede leer. Lástima: tuvo que borrar su página y, bueno, desde entonces se encuentra bajo licencia de su puesto.

Sopitas