NacionalPortada

Despunta el Día de Muertos en el Zócalo

Jorge Ricardo
Cd. de México (29 octubre 2016).- El Zócalo fue un infierno de calaveras, catrinas y diablos apretados. Apenas hubo espacio para la inauguración de la megaofrenda del Día de Muertos.
 

En esta ocasión, el diseño estuvo a cargo de la artista plástica mexicana Betsabeé Romero: 113 trajineras, cada una dedicada a un personaje fallecido, como Juan Gabriel o David Bowie, y al deseo de una muerte, como la misoginia, la homofobia, la muerte de las desapariciones forzadas y la muerte de la corrupción.

Betsabeé Romero dijo que no podía dejar de lado el planteamiento político, a la vez que reconocer la influencia de la más grande fiesta mexicana en el arte contemporáneo.

“Yo creo que lo que se debe de ir al inframundo es la corrupción, porque es la madre de la mayor parte de otros males”, dijo.

Las 113 trajineras de la instalación titulada “Canto al agua” están colocadas en espiral hacia el asta bandera, como si fuera un camino hacia el infierno.

El camino más fácil y directo, dijo Romero, si no se solucionan todos los males aludidos.

La ofrenda coincidió con el desfile o carnaval organizado por el Gobierno de la Ciudad, a partir de la película de James Bond.

“Canto al agua” y la película “Spectre” pelearon por el público y no salió bien librada la tradición mexicana, aunque permanecerá hasta el 3 de noviembre.