Nacional

Evitan migrantes atención médica

Pese a que son beneficiarios del Seguro Popular desde 2014, los migrantes centroamericanos que atraviesan el país no acuden a hospitales o clínicas por miedo a la deportación.

Cd. de México.- Al menos 2 mil 231 migrantes centroamericanos enfermos transitaron por México en 2015 y sólo 97 acudieron a una clínica u hospital del sector público para atenderse, pues la mayoría evita pedir ayuda por temor a ser deportada, reportó un estudio del Proyecto Central America-North America Migration Dialogue (Canamid).

Los migrantes tienen acceso al Seguro Popular desde 2014, pero el temor a ser regresados a sus países de origen los aleja del programa, explicó René Leyva, director de Evaluación de Sistemas y Economía de la Salud del Instituto Nacional de Salud Pública y líder del estudio.

Para el proyecto se entrevistó a 7 mil 61 migrantes en tránsito y, de ellos, poco más de 2 mil presentaron algún problema de salud, enfermedad o accidente, detalló.

De acuerdo con el estudio Acceso a Servicios de Salud para los Migrantes Centroamericanos en Tránsito por México, en casi el 70 por ciento de los casos las enfermedades reportadas correspondieron a infecciones respiratorias y gastrointestinales, mientras 2.9 por ciento a heridas y accidentes.

El especialista indicó que, contrario a lo que se piensa, la población migrante representa un bajo riesgo de transmisión de enfermedades.

Precisó que un monitoreo por un lustro con pruebas rápidas de VIH a migrantes en tránsito mostró que sólo 0.74 por ciento estaba contagiado del virus.
 

“Es la primera evidencia que hay, por primera vez le podemos decir tanto a los mexicanos como al Gobierno de Estados Unidos: los migrantes no llevan la epidemia como se creía antes”, precisó Leyva.

“Esto es muy importante desde el foco de la presión política. Se crea un perfil del migrante enfermo y no es cierto”.

El especialista, con estudios de posgrado en Barcelona, España, afirmó que los casos detectados de paludismo no son desorbitantes, y que no documentaron casos de chikunguña, dengue o zika.

Ante los recortes en el sector salud, estimados en más de 10 mil millones de pesos para 2017, Leyva demandó no restringir la atención a los migrantes.

“Los datos que tenemos es que los migrantes no representan una carga financiera para el Estado. Es mínima la cantidad de personas que acude (al servicio médico). Esperamos que no echen para atrás una medida como ésta”, alertó.

Joel Germán Martínez González, director general de Afiliación y Operación del Seguro Popular, aseguró que los recortes no impactarán en la atención a esa población.

Indicó que de 2014 a la fecha, el Seguro Popular ha atendido a 30 mil 549 migrantes, sobre todo en Campeche, Chiapas y Tabasco, y precisó que la póliza de cobertura que tienen es por 90 días.

Agregó que el 70 por ciento de los migrantes atendidos es hondureño, 20 por ciento salvadoreño, 5 por ciento guatemalteco y 5 por ciento nicaragüense.

Reforma / Natalia Vitela