Nacional

Nayaritas acogen a haitianos y brasileños varados en gasolinera

Los 40 migrantes, entre ellos ocho mujeres y tres niños, permanecen en el municipio de Tepic debido a que se descompuso el vehículo en el que viajaban

Ciudad de México.- Migrantes provenientes de Haití, Brasil y el Caribe quedaron varados en Nayarit luego de que se descompuso el vehículo en el que viajaban en una gasolinera ubicada en el municipio de Tepic.

En total 40 extranjeros, entre ellos ocho mujeres y tres menores de edad, intentan llegar a los Estados Unidos para alcanzar el llamado “Sueño Americano”.

Reportes detallan que los migrantes aprovecharon la parada en la gasolinera para consumir alimentos y utilizar los sanitarios, pero al continuar su camino, el vehículo falló.

Vecinos de las zonas se acercaron a las familias para ofrecerles alimentos; hasta el momento, ninguna autoridad ha hecho presencia en la zona.

Se prevé que en las próximas horas el autobús quede listo para que los migrantes retomen su camino rumbo al vecino país del norte.

PRD PIDE INFORME POR PASO HAITIANOS Y AFRICANOS

El pasado 16 de octubre, el PRD informó que presentará un punto de acuerdo en la Cámara de Diputados para que el gobierno federal emita un documento detallado sobre el ingreso a México de migrantes africanos y haitianos.

El secretario de Acción Política Estratégica del Comité Ejecutivo Nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Alejandro Sánchez Camacho, consideró que se debe informar si existen los recursos humanos, económicos y de infraestructura para afrontar esta situación.

Dijo que en los últimos meses se ha incrementado de manera preocupante el flujo migratorio de ciudadanos haitianos y africanos a México, lo que ha rebasado la capacidad de atención entendida como demanda de servicios, alimentación, seguridad y salud.

Sobre todo, detalló, en las ciudades de Tapachula, Chiapas y Tijuana, Baja California, principales puntos de cruce y estación de dichos migrantes.

Resaltó que las actividades relacionadas con el tránsito ilegal de personas que, entre muchas otras cosas, nutren las redes de prostitución y trata, y por el incremento descontrolado de la migración, puede generar escenarios de conflicto con la propia población mexicana, así como el surgimiento de actitudes de xenofobia.

Excélsior