Te Recomendamos

Los 6 mensajes de texto más hirientes que estás enviando a tu pareja

Mensajearle a tu pareja debería ser sencillo. Pero, a veces, sólo toma un “Ah, ok” o dejarla en “visto” para comenzar una pelea, dice Christine Wilke, terapeuta de Pennsylvania.

“Algunas personas no se dan cuenta de que, aunque mensajear sea una manera rápida de comunicarse, no puede expresar los tonos de la voz”, asegura. “Cuando es tu pareja a quien estás mensajeando, es más crítico agregar esas palabras extra para asegurarse que el mensaje es claro y no se presta a malinterpretaciones”.

Abajo, Wilke y otros especialistas comparten seis cosas que nunca deberías decir a tu pareja en mensajes. Desafortunadamente, esa común etiqueta para mensajear, no es tan común.

1. Un mensaje que se convierte en una GRAN pelea

Mandas una queja en texto. Entonces, tu esposo responde con una respuesta igual de crítica que la tuya. Antes de que te des cuenta, estás en una guerra de texto de la que sabes te arrepentirás más adelante. La próxima vez, hablen en persona.

Becky Whetstone, terapeuta de Matrimonios en Arkansas aconseja: “Absolutamente, no peleen en mensajes. Lo que le digo a mis pacientes es, que si quieren tener cualquier tipo de discusión, lo hagan cara a cara como adultos”.
2. Mensajes como “NTP” y “Ah, ok”

¿Hay algo más irritante que un mensaje con un simple “Ah, ok”? Evita hacer eso y también los emojis que puedan dar idea de lo mismo, dice Leslie Petruk, terapeuta de Carolina del Norte.

“Textos como estos sólo harán que tu pareja invente su propia historia sobre lo que estás pensando o sintiendo y la intención detrás del texto. Déjame decirte algo, la historia generalmente no es positiva”, asegura. “Está bien ser breve, pero usar más palabras te asegura que tu pareja no piense que estás a nada de terminarla”.
3. “¡Estás loc@!”

Cuando peleas con alguien intentas manipularlo psicológicamente cuestionando su saludo mental. Esta no es una buena práctica cuando están frente a frente, y no es menos mala en texto, dice Kurt Smith, especialista en terapia para hombres.

“Mantente constructivo cuando mensajeas”, dice. “Cuando algo como ‘estás loc@’ se escribe con la intensión de ser gracioso o como una repuesta defensiva, el mensaje probablemente no será bien recibido”.

4. Una Biblia de algo que te molesta

No hagas a tu pareja leer un texto enorme cuando está en el trabajo u ocupada. Si el mensaje requiere más de un par de oraciones y es un tema sensible, mejor espera a que los dos estén juntos para platicarlo, dice Marni Feuerman, terapeuta de Florida.

“Un texto improductivo es cualquier texto largo afectado por emociones. En una relación madura, tú sabes cuándo necesitas una conversación directa. O por lo menos, comunícate por una llamada de teléfono”.
5. “Ahorita no”

Si estás ocupado, estás ocupado. Un mensaje brusco diciendo “ahorita no” o algo parecido, puede herir los sentimientos de tu pareja más de lo que crees, dice Wilke.

“Si no puedes hablar, mejor escribe ‘¿Por qué no hablamos más de rato? Incluso puedes agregar un emoji de corazón para aligerar las cosas. Esos segundos extra de esfuerzo pueden salvar horas de malos entendidos”.
6. Dejar un mensaje en “visto”

Ok, esta es la ausencia de texto, pero igual aplica. Dicho eso, la única cosa peor que mandar cualquiera de los mensajes anteriormente enlistados, es no mandar nada. La pequeña notificación de “visto” – o, mejor dicho, “viste el mensaje de tu pareja y no le respondiste”- provocará cierta tensión a corto plazo, dice Laura Heck, especialista de familias en Utah.

“Ignorar o negar una respuesta a tu pareja es un gran NO”, asegura. “En lenguaje de terapia, a esto lo llamamos “darse la vuelta” en la conexión con tu pareja. No importa si está pidiéndote que pases al súper en tu regreso a casa o quejándose sobre los pelos que dejaste en el lavabo del baño, tu pareja SIEMPRE merece una respuesta”.

The Huffington Post México