Mundo

Declara Maduro guerra al Congreso

Caracas, Venezuela.- El Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, decretó hoy la Ley de Presupuesto de 2017 y la Ley de Endeudamiento, sin ser sometido a la aprobación del Congreso del país.

El Mandatario firmó, frente a las puertas del Panteón Nacional, el presupuesto fiscal para el próximo año frente a cientos de sus partidarios y acompañado de los miembros de su gabinete en un acto público.

“Aquí está el presupuesto de 2017 y la Ley de endeudamiento”, dijo Maduro.

Ante cientos de personas, el Presidente desglosó los detalles del presupuesto e indicó que fue calculado con un barril de petróleo a 30 dólares.

Además, le envió una carta a Gladys Gutiérrez, presidenta del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), para remitirle el presupuesto y que este sea aprobado por el máximo tribunal del país.

Este hecho agrava la situación política del país, ya que a pesar de controlar la mayoría de asientos en la Asamblea Nacional desde enero de este año, los parlamentarios opositores no han conseguido que entre en vigencia una sola ley.

Han sido obstaculizados por la Corte Suprema que hace dos meses declaró inconstitucionales todos sus actos acusándolos de desacato.

No cobran sus sueldos, les han cortado la luz, se les prohíbe abordar vuelos comerciales y las leyes que sancionan han sido bloqueadas por el máximo tribunal del país: así es el día a día de los congresistas.

El Gobierno de Maduro restringió el envío de recursos al Congreso, denunciaron algunos legisladores de Oposición y confirmó el Mandatario el viernes.

“Aquí no hay dinero para nada (…) y eso es una manera de destruir la democracia, porque el Parlamento es la expresión máxima de la democracia de un país”, dijo el diputado opositor Ángel Alvarado, quien aseguró que han comprado con recursos propios la tinta de impresoras del hemiciclo.

“A la Asamblea la estrangularon”, lamentó.

Maduro admitió durante su discurso de hoy que sólo envía dinero para el pago de nómina del personal administrativo y obreros.

“Son unos parásitos”, exclamó el Mandatario ante los presentes en el Panteón Nacional.

Aseguró que el presidente del Congreso, Henry Ramos Allup, destruyó la estructura del Poder Legislativo de Venezuela.

Del mismo modo dijo que los diputados de la Oposición no van a trabajar porque son unos vagos.

“Nosotros en 15 años, jamás ni en una sola oportunidad suspendimos una sesión debido a que no habían diputados porque no van a trabajar”, espetó.

Reiteró que en varias oportunidades ha querido establecer un diálogo con la Oposición para sacar adelante al país, pero que ellos no se han presentado.

Según la Oposición, este año los diputados que no viven en Caracas han tenido que destinar sus salarios para financiar su estadía en la capital, pues no había dinero para viáticos.

Y ya van dos meses que no les depositan tampoco el sueldo.

Reforma