Deportes

Agotadas las entradas para el GP de México

Ciudad de México. El Gran Premio de Fórmula 1 de México será emocionante por ver en la pista a los dos pilotos mexicanos en la pista, Sergio Checo Pérez (Force India) y Esteban Gutiérrez (Haas), afirmó hoy el director de la empresa organizadora CIE, Federico González.

“Ahora teniendo dos pilotos mexicanos en la pista va a ser impresionante y emotivo, y les deseamos a ambos mucha suerte”, dijo el directivo durante un desayuno en la OMDAI, la representación de la Federación Internacional del Automóvil (FIA) en México En el campeonato de pilotos, Pérez marcha octavo con 80 puntos, mientras que Gutiérrez no sumó unidades “(Pérez) Va muy bien. Esteban no, desafortunadamente ha tenido algunos detalles pero esperemos que en esta carrera o en la que sigue también haga puntos y le estaremos echando porras (gritos de aliento9”, añadió el director de CIE (Corporación Interamericana de Entretenimiento.

González agregó que sería excelente coronar la carrera a disputarse el 30 de octubre en el Autódromo Hermanos Rodríguez con un podio mexicano. “Se nos caería el cielo de alegría. Le deseamos lo mejor a Checo”, abundó.

González destacó que en el circuito mexicano se podría definir el campeonato mundial de pilotos.

“Ojalá también esto suceda. Hay que esperar lo que pase en Austin (sede del próximo Gran Premio de Estados Unidos) y ver como llegan en las posiciones para que se defina el campeonato”.

El alemán Nico Rosberg dio un paso de gigante hacia su primer título de campeón mundial de Fórmula 1 al vencer en el Gran Premio de Japón y reafirmarse primero en la tabla de pilotos con 313 puntos.

Rosberg amplió a 33 puntos su ventaja en la clasificación sobre su compañero de escudería, el británico Lewis Hamilton.

Hamilton ya no depende de sí mismo en la lucha por el título.

Aunque el británico ganara en Estados Unidos, México, Brasil y Abu Dhabi, necesitaría del fallo de su compañero, al que le basta con ser segundo en cada uno de esos Grandes Premios para ser campeón.

González además destacó que la organización de la carrera está en las etapas finales y con el 95 por ciento de las entradas vendidas.

“Estamos a dos semanas y media del Gran Premio y estamos prácticamente agotados”, concluyó González durante el desayuno al que asistió el vicepresidente de la FIA, el mexicano José Abed.

La Jornada