NacionalPortada

Ven legado económico de Duarte en ruinas

Javier Duarte deja la gubernatura de Veracruz y detrás de él unas finanzas públicas en ruinas.

En los 6 años de su Administración, la entidad pasó a ser una de las más endeudadas y débiles financieramente del País, con nula transparencia y muy bajo crecimiento de la economía y el empleo.

El legado económico más nocivo que deja Duarte es la deuda estatal, que en su mandato creció 111 por ciento.

Cuando asumió el poder a finales de 2010, el Gobernador con licencia se encontró con una deuda total del estado de 21 mil 499 millones de pesos y hasta el cierre del primer semestre de este año el monto ya ascendía a 45 mil 446 millones de pesos, de acuerdo con registros de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Duarte llevó a Veracruz a ser la tercera entidad más endeudada del País, por detrás de la Ciudad de México y Nuevo León, que tienen una mayor capacidad de pago.

Los registros de Hacienda únicamente contemplan la deuda adquirida con plazo de vencimiento mayor a un año y que tenga como garantía recursos de transferencias federales.

Por ello, la deuda total de Veracruz, que no ha sido transparentada completamente por el Gobierno estatal, asciende a varios miles de millones de pesos más, si consideran obligaciones de corto plazo, principalmente con proveedores.

Calificadoras crediticias han alertado ya de la debilidad del estado y los riesgos financieros que enfrenta.

“(Veracruz) cuenta con altos niveles de endeudamiento, así como prácticas de transparencia y contabilidad extremadamente deficientes.

“Al cierre de 2015 la deuda directa e indirecta neta representó 39.9 por ciento de sus ingresos totales, uno de los niveles más altos de los estados mexicanos”, escribió Moody’s en un reporte a inversionistas en septiembre pasado.

Por si fuera poco, la calificadora notó un empeoramiento de la situación financiera tras la elección para gobernador, que dio como ganador a Miguel Ángel Yunes.

“(Veracruz) enfrenta presiones crediticias negativas por la irrupción política después de que los resultados de las elecciones de este año para la gubernatura estatal no favoreció al Gobierno en turno.

“Esto exacerbó las debilidades crediticias, las cuales incluyen déficits financieros persistentes, altos niveles de deuda y una liquidez débil”, advirtió Moody’s en otro reporte.

El enorme endeudamiento en tan poco tiempo que registró Veracruz no se tradujo en desarrollo económico o empleos en beneficio de la población.

Al cierre del primer trimestre del año, la entidad creció apenas 1.1 por ciento, cuando diversos organismos civiles señalan que su crecimiento anual debería rondar el 4.5 por ciento para mantener un desarrollo sostenido.

Asimismo, en el tercer trimestre del año se crearon apenas 678 empleos en el estado, cuando según la organización México ¿cómo vamos? deberían crearse al menos 18 mil 675 plazas nuevas para satisfacer las demandas de la población.

La informalidad también sigue azotando al estado y de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), 6 de cada 10 veracruzanos no tienen una ocupación formal.

Evade Duarte responsabilidad, acusa IP

Tras el anuncio de Javier Duarte de pedir licencia para dejar su cargo, el titular de la Concanaco Servytur, Enrique Solana, señaló que dicha petición no resolverá los problemas en la región y debe asumir sus responsabilidades.

Los problemas económicos, de seguridad y políticos que enfrenta la entidad no serán resueltos a menos que Duarte rinda cuentas y asuma responsabilidades, señaló el líder de la Confederación de Cámaras Comerciales.

“Vemos que su licencia es para desentenderse ya de una responsabilidad que le dieron los veracruzanos con su voto y además evadir esa responsabilidad de rendir cuentas”, de acuerdo con un documento.

Añadió, en conferencia, que las autoridades deben ponerle un marcaje para que cumpla como dice, si su objetivo es defenderse de las alusiones.

“Ojalá ya tenga una demarcación especial para que no vaya a escaparse”, dijo en el marco de su participación en la conferencia de prensa donde líderes empresariales lanzaron una alerta por la inseguridad del País.

“Y en todo caso a reponer, si hubiera delitos, reponer los daños que haya generado”.

Sobre los daños que la administración de Duarte provocó a las empresas que operan en ese estado, aseguró que no es fácil de calcular, pero es claro que se generó una falta de Estado de derecho que propició la presencia de muchos grupos delictivos en la zonas norte y sur de Veracruz, Coatzacoalcos, Poza Rica, entre otras, lo que orilló a empresas a irse de ahí y acabó con la paz.

 

Reforma