Nacional

Este es el protocolo que reciben migrantes haitianos y africanos en México

La subsecretaria de Población, Migración y Asuntos Religiosos de la Segob, enumeró el apoyo que reciben extranjeros al entrar como ‘irregulares’
El subsecretario de Población, Migración y Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación (Segob), Humberto Roque Villanueva, dijo que, tras la ola de migrantes haitianos y africanos varados en la frontera entre México y Estados Unidos, la administración pidió dar a conocer los protocolos que ofrece para con los extranjeros.

Roque Villanueva acotó en entrevista con Adela Micha para Grupo Imagen Multimedia, que la ley mexicana no cataloga a los migrantes bajo el término ‘ilegal: personas ilegales no existen en el país’, sino bajo un estatus migratorio de ‘irregulares’; cuando una persona ingresa a territorio nacional:

Las autoridades se contactan con el Consulado de su país, para que éste ratifique la nacionalidad (de la persona en cuestión); lo característico de Haití, es que no te responden; y de los migrantes africanos, congoleños en su mayoría, pues ya ni esperes que te contesten la llamada”, lamentó el subsecretario.

Enumeró que el primer paso es brindar un Oficio de Salida para regresar al migrante a su país en un periodo no mayor a 20 días: ‘cosa que no sucede cuando Consulados no responden’; después, se les informa sobre la opción de regularizar su estatus migratorio ‘aquí, en México’, lo cual facilita el libre tránsito del extranjero, si es que desea moverse hacia el norte:

De esta manera, si el (caminante) posee una ficha de ingreso para los Estados Unidos, pero, por alguna u otra razón se retrasa, no se preocupa, ya que puede trabajar en México e incluso gozar de todos los servicios que ofrece el estado; el Instituto Nacional de Migración (INM) le permite circular sin problemas”, anunció.

Explicó que México no da ‘asilo’ —algo más relacionado con índoles políticas—, sino que el país azteca ofrece ‘refugio’, independientemente si el interés del extranjero es llegar a Estados Unidos o cualquier otro país, que, en la mayoría de los casos, ‘domina en los objetivos de las personas’.

Roque Villanueva aceptó que el flujo migratorio en la frontera sur ‘complicado’ pero rectificó que la relación ‘con los países del triángulo del norte’ es bueno: ‘no hay crisis migratoria’; argumentó que el INM predice que, si Estados Unidos abriera más fichas de ingreso y si algunos optaran por trabajar y desarrollarse en México, la situación se restablecería en menos de un año.

La situación se destacó en 2010 por un sismo que asaltó a Haití, se agravó con el paso del huracán ‘Matthew’ y (explotó) después de que la crisis política de Brasil se viniera abajo, lugar donde muchos haitianos residían y trabajaban como constructores en la infraestructura elaborada por el mundial de futbol y las olimpiadas”, declaró.

Por último, abundó en que la cantidad de haitianos varados en la frontera es de, aproximadamente, cuatro mil 300; africanos, 11 mil 300, viéndose con más afluencia de extranjeros las localidades de Tijuana, Mexicali y el estado de Sonora; Estados Unidos ha abierto un total de 100 a 110 fichas de ingreso para haitianos.

EXCÉLSIOR