Opinión

Oscuridad de oficio

Bien dicen que de que los hay, los hay, nada más hay que tener tantita mala suerte de encontrarlos.

Así las cosas con algunas solicitudes de información que desatienden la Ley General de Transparencia, y a su vez al artículo sexto constitucional, pues las dependencias tienen sus buenas tretas para negar la información. La Secretaría de Educación Pública (SEP) confunde las preguntas y responde dos veces. Uno le pregunta por “Chana” y le responde todo lo que pasó con “Juana”. La Secretaría de Cultura otorga información en versiones impresas, pero sacan con la fotocopia con 1% de tinta y  apenas se aprecian los logotipos. ¿Qué no sabrán estas dependencias que los datos que entregan tienen que ser comprensibles, así lo dice la ley? Y si no tienen para el tóner de la impresora, ¿para qué las cobran? Cuando le pase, estimado solicitante, recuerde que puede aplicar un recurso de revisión. Hay que evidenciar a funcionarios oscuros.

Cirugía presupuestal

En el PRI ya sonaron los tambores de guerra en la discusión del Presupuesto 2017. César Camacho, coordinador de los diputados, sorprendió con la declaración de que “nadie esperaría que el Presupuesto se apruebe como lo presentó el Ejecutivo”. Los diputados están enfrascados en una cirugía mayor al Presupuesto, pues las peticiones de recursos llegan de todas partes y se buscará que haya la menor cantidad de insatisfechos con el recorte que viene.

Karla y Érik

Estudiantes de secundaria, la mejor época para muchos, Karla y Erik decidieron suicidarse lanzándose desde el mirador La Cúspide en el Estado de México. Ella se quitó la vida. Hasta anoche Érik seguía en ese umbral que hay entre los vivos y los muertos. ¿Por qué alguien con tanta juventud toma una decisión como esa? El caso obliga a todos, autoridades y sociedad, a ponerse las pilas para evitar que muchachos tan jóvenes tomen esa salida. Sin duda es una pena, algo que a todos debe de preocuparnos