Sin categoría

Rebaten a Cofepris prohibición a plantas

Dulce Soto

Cd. de México (06 octubre 2016).- La Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) no cuenta con argumentos científicos suficientes para prohibir el consumo de algunas plantas medicinales, planteó Carlos Sola, coordinador de investigación del programa de diversidad cultural de la UNAM.

En entrevista, explicó que la Cofepris se basa en el documento Farmacopea de los Estados Unidos Mexicanos para decidir qué plantas medicinales son riesgosas, pero ese estudio contempla sólo 100 tipos de hierbas, cuando especialistas han estimado que en el país existen hasta 10 mil ejemplares distintos.

“Lo hacen en nombre de un principio correcto que es la protección de la salud, pero entre las patas se llevan cosas que son importantes y realmente no dan los argumentos científicos suficientes para respaldar esas prohibiciones”, afirmó.

El especialista en antropología médica y etnobotánica indicó que no basta con que una planta tenga una sustancia tóxica para considerarla riesgosa, pues la mayoría no alcanza las cantidades suficientes para afectar la salud de una persona.

Por ejemplo, dijo, el epazote está prohibido por la Secretaría de Salud porque contiene ascaridol, una sustancia tóxica que ataca a las lombrices intestinales, lo mismo algunos tés que aportan beneficios.

“Pero está en proporciones tan pequeñas en la planta que (habría) que tomar 5 litros de té de epazote al día o ponerle medio kilo a los frijoles para ser nocivo”, apuntó.

Si se sigue ese criterio, comparó, tendrían que prohibirse también ciertos antibióticos.

“El médico le advierte ‘una cucharadita cada 6 horas’ de un medicamento. Si usted se toma medio litro, claro que es tóxico, pero una cucharadita es terapéutica, lo mismo pasa con las plantas”, sostuvo.

Sin embargo, reconoció que algunas plantas sí son muy tóxicas y tampoco debe creerse que curan todo.

“Hay blogs irresponsables que dan a entender que hay plantas que curan todo y tampoco es cierto, pero eso no lleva a decir prohibamos las plantas. No, no, regulemos el tipo de información que se distribuye”, dijo.

Consideró necesario rediscutir los criterios científicos de la Cofepris para la prohibición y fomentar la educación para la salud en la población.

Para ello, subrayó, el catálogo de la Biblioteca Digital de Medicina Tradicional de la UNAM, que forma parte del programa que coordina, cuenta con monografías con datos biológicos, ecológicos, históricos, médicos, fitoquímicos, farmacológicos y toxicológicos de mil plantas y 2 mil 100 referencias, pero están actualizando información de mil más.

Reforma