Política

“Perdido y mediocre”, primer año de gobierno de El Bronco, califican diputados

MONTERREY, NL (apro).- Diputados locales consideraron que el primer año de Jaime Rodríguez Calderón como gobernador de Nuevo León fue “perdido y mediocre”, pues incumplió con las promesas que lanzó en campaña, además de que se ha negado a establecer acuerdos con el Poder Legislativo.

Para el panista Arturo Salinas, El Bronco no ha llenado las expectativas que generó, cuando el 4 de octubre del 2015 tomó posesión como primer mandatario sin partido en la historia política del estado.

Las encuestas publicadas recientemente por medios nacionales avalan la percepción ciudadana de un desencanto prematuro por el trabajo del mandatario, quien ha descuidado prácticamente todas las áreas de la función pública en la entidad, dijo el coordinador panista.

“Más allá de lo que me parezca  a mí o a la bancada del PAN, lo más relevante es lo que perciban los ciudadanos y las encuestadoras y de medios comunicación serios, en el sondeo por el primer año, lo dan todos por reprobado”, dijo.

El legislador consideró que “es evidente que no está cumpliendo. ¿En qué? Pues en todo. Ha decepcionado en materia de transparencia, combate a la corrupción y, en prácticamente todos los asuntos relacionados con mejorar la calidad de vida de los ciudadanos”.

Con un repunte reciente, la inseguridad se relaciona también con el deterioro del nivel de vida de los nuevoleoneses, pues hay una percepción creciente de alarma por los hechos que se viven a diario en la entidad, señaló Arturo Salinas, al cumplirse el primer aniversario de la llegada de El Bronco al poder.

De acuerdo con el panista, la ciudadanía esperaba que Rodrigo Medina, exmandatario estatal, fuera encarcelado al llegar el nuevo gobierno, por ello, hay un sentimiento de fracaso en el combate a la corrupción. La razón, dijo, es que no solamente no se ha podido poner tras las rejas al priista, sino que hay otros casos en los que el gobierno estatal ha fallado.

“El combate a la corrupción ha fallado en general y no sólo en el tema de Rodrigo Medina. A éste se le juntan otros casos como es el de la exalcaldesa Margarita Arellanes, con el de las cobijas, los aviadores y cobro de sobresueldos en el magisterio y los moches de la Secretaría de Salud”, detalló.

Año “modesto y mediocre”

El legislador de Movimiento Ciudadano Samuel García se dijo preocupado por el mediocre desempeño del mandatario Jaime Rodríguez Calderón, pues ha fallado en alcanzar las metas que se fijó desde su campaña y al iniciar la gestión.

“Ha sido un año modesto y mediocre. Ha sido mucho show, pero con muy poco resultado. Se levantó mucho la expectativa y las promesas no se han cumplido. Estamos muy lejos de lo que esperábamos de él como nuevoleoneses”, explicó.

El combate a la corrupción ha sido el principal lado “flaco” de su gobierno, aseguró el legislador. Consideró que a la Fiscalía Especializada le ha faltado armar mejores expedientes para presentarlos ante los jueces, ya que queda la sensación de que los investigadores carecen de elementos sólidos para procesar a los presuntos responsables.

“Los casos de Medina, KIA y el cobijagate dejaron mucho qué desear en el tema de contundencia a la corrupción. Otro tema es la inseguridad, pues muchos delitos se han disparado considerablemente y hay una mayor percepción  de inseguridad e intranquilidad en el estado”, dijo.

Sin embargo, García consideró como puntos a favor que el gobierno haya obtenido beneficios con sus programas de austeridad, con la cancelación de los contratos millonarios con las televisoras, la reestructura de la deuda, además de la mayor transparencia que ha exhibido.

Sin diálogo con diputados

A su vez, el líder de la fracción del PRI, Marco González Valdez, consideró que El Bronco ya agotó sus primeros seis meses de confianza que le entregó la ciudadanía, por lo que ahora ya ha subido la presión popular para que cumpla con las promesas de campaña.

“Jaime llegó con una alta expectativa. Muchas promesas se hicieron y a la fecha poco se ha cumplido. Enamoró a todos hablándoles al oído, diciéndoles lo que querían escuchar y ya está despertando toda la gente que votó por él”, señaló.

El diputado priista consideró que la relación del gobernador con el Congreso local ha sido difícil, pues no ha querido aceptar el diálogo con las fuerzas políticas de la legislatura y ha desdeñado las ofertas de negociación que le han presentado en repetidas ocasiones.

“No hemos podido estrechar la mano de Jaime, porque todas las veces que se la hemos ofrecido, nos falla, nos incumple en los acuerdos. No hay relación sólida con él desde que arrancamos. Todo es altas y bajas. Propuse un acercamiento entre el Legislativo y el Ejecutivo, una gran alianza por Nuevo León, como el Pacto con México, pero no hubo respuesta”, dijo.

González Valdez consideró que en este segundo año, El Bronco debe cumplir con las promesas que hizo o la ciudadanía demandará su salida, ya sea para que busque la Presidencia de la República como quiere, o simplemente pidiéndole que deje el puesto porque no puede.

“La gente puede pedir que ya se vaya a su campaña, porque sus aspiraciones son más grandes y, eventualmente, pierda la Presidencia y pierda Nuevo León. No queremos que al estado le vaya mal. Por el contrario, queremos un gobernador fuerte, pero encontramos que este es un gobierno con el que no se puede dialogar”, apuntó.

Proceso